¡Afiliate Ahora!

Contactá un promotor

0800-999-6400

Urgencias en viaje. Todo el país

0800-333-4631

Atenciones Programadas (7 a 16hs)

Noticias

Novedades

Prevención del Coronavirus: no bajemos los brazos


 

Empezamos a transitar el momento más complejo de la Pandemia por eso no hay que bajar los bazos. Manténgase al día de la información más reciente sobre el brote de COVID-19. 

Si bien la mayoría de las personas que se infectan padecen una enfermedad leve y se recuperan, existen casos que pueden ser más graves. Cuide su salud y proteja a los demás a través de las siguientes medidas:

Lávese las manos frecuentemente

Lávese las manos con frecuencia con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón. ¿Por qué? Lavarse las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón mata el virus si este está en sus manos.

Adopte medidas de higiene respiratoria

Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo; tire el pañuelo inmediatamente y lávese las manos con un desinfectante de manos a base de alcohol, o con agua y jabón.  Al cubrir la boca y la nariz durante la tos o el estornudo se evita la propagación de gérmenes y virus. Si usted estornuda o tose cubriéndose con las manos puede contaminar los objetos o las personas a los que toque.

Mantenga el distanciamiento social

Mantenga al menos 1 metro de distancia entre usted y las demás personas, particularmente aquellas que tosan, estornuden y tengan fiebre. Cuando alguien con una enfermedad respiratoria, como la infección por el 2019-nCoV, tose o estornuda, proyecta pequeñas gotículas que contienen el virus. Si está demasiado cerca, puede inhalar el virus.

Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca

Las manos tocan muchas superficies que pueden estar contaminadas con el virus. Si se toca los ojos, la nariz o la boca con las manos contaminadas, puedes transferir el virus de la superficie a si mismo.

Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, solicite atención médica a tiempo

Indique a su medico tratante si ha tenido un contacto cercano con alguien que haya viajado a algùn lugar donde existe circulación comunitaria del virus y haya tenido contancto con personas que tenían  síntomas respiratorios.

¿Por qué? Siempre que tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, es importante que busque atención médica de inmediato, ya que dichos síntomas pueden deberse a una infección respiratoria o a otra afección grave. Los síntomas respiratorios con fiebre pueden tener diversas causas, y dependiendo de sus antecedentes de viajes y circunstancias personales, el 2019-nCoV podría ser una de ellas.

Manténgase informado y siga las recomendaciones de los profesionales sanitarios

Manténgase informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID-19. Siga los consejos de su médico, de las autoridades sanitarias  nacionales y locales o de su empleador sobre la forma de protegerse a sí mismo y a los demás ante la COVID-19.

Permanezca en su casa todo lo que pueda

Permanezca en casa, especialmente si empieza a encontrarse mal, aunque se trate de síntomas leves como cefalea y rinorrea leve, hasta que se recupere. 

¿Por qué? Evitar los contactos con otras personas y las visitas a centros médicos permitirá que estos últimos funcionen con mayor eficacia y ayudará a protegerse a usted y a otras personas de posibles infecciones por el virus de la COVID-19 u otros.

Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque rápidamente asesoramiento médico, ya que podría deberse a una infección respiratoria u otra afección grave. Llame con antelación e informe a su médico o centro de Salud sobre cualquier viaje que haya realizado recientemente o cualquier contacto que haya mantenido con otras personas.

Llamar con antelación permitirá que al efector de salud lo rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto ayudará también a prevenir la propagación del virus de la COVID-19 y otros virus.

 

Fuente: Organización Mundial de la Salud. 


<< Regresar

ARRIBA